Hoy juega mamá: La escuela de madres del CB Ría de Ribadeo

HOY JUEGA MAMÁ: LA ESCUELA DE MADRES DEL CB RÍA DE RIBADEO

Imaginémonos la escena: nuestra madre prepara su bolsa de deporte, se pone su equipación y se ata las zapatillas. Hoy es su primer entrenamiento de baloncesto. ¿No sería maravilloso?

Quizás se trata de algo a lo que no estamos acostumbrados todavía, pero iniciativas como la que os vamos a presentar a continuación, puesta en marcha por el CB Ría de Ribadeo, tienen el potencial suficiente para que poco a poco el deporte vaya alcanzando a todos los miembros de nuestra sociedad, independientemente de su edad, su situación familiar o sus conocimientos y habilidades deportivas. El deporte es un valor universal y los beneficios y oportunidades que nos brinda deberían estar al alcance no sólo de los más jóvenes o de los deportistas de élite, sino también del resto de colectivos existentes.

El Club Baloncesto Ría de Ribadeo trabaja desde hace cinco temporadas con un grupo de deportistas muy especial: su escuela de madres. Según nos ha contado José Ramón Vázquez, Presidente del CB Ría de Ribadeo, “Todo comenzó hace 5 años, cuando nuestro equipo benjamín fue a jugar un torneo navideño a la localidad de Mieres (Asturias). En el torneo vieron que el Club anfitrión tenía un equipo de madres y nos dijeron ‘¡nosotras también queremos!’. Y así comenzamos, se buscó pista y entrenador para este animado grupo de madres, formando un equipo con el que ya han jugado varios partidos y hasta la fecha siguen invictas. Muchas de ellas nunca habían jugado al baloncesto y gracias a esto han podido disfrutar desde dentro el deporte que practican sus hij@s.”

Fotografía: Club Baloncesto Ribadeo

ENTREVISTAMOS A ANA, INTEGRANTE DE LA ESCUELA DE MADRES:

Hemos aprovechado la ocasión para entrevistar a Ana, una de las jugadoras del equipo de madres del CB Ría de Ribadeo, lo que nos ha permitido conocer este proyecto a través de su propia perspectiva. Estamos seguros de que sus respuestas os harán reflexionar sobre el alcance de los beneficios que puede tener una iniciativa de este tipo:

P: ¡Hola, Ana! En primer lugar agradecerte tu colaboración y tu tiempo. Eres Secretaria del CB Ría de Ribadeo y jugadora del equipo de madres. ¿De qué manera acabas formando parte de este proyecto tan original?

R: Mi gran afición  al deporte, especialmente al baloncesto al que he estado ligada casi toda mi vida, bien como jugadora o como, actualmente, directiva del C.B.Ria de Ribadeo, me hace despertar gran interés en una iniciativa tan atractiva como esta, a la que me acabo uniendo casi un año después de ponerse en marcha ya que en ese momento estaba embarazada de mi segundo hijo.

P: Ya habías jugado al baloncesto antes. ¿Practicabas algún otro deporte?

R: Sí, empecé a jugar al baloncesto a los 10 años en el equipo de mi colegio (Mercedarias Ferrol) del que formé parte hasta los 19 años. También practiqué atletismo y natación.

P: ¿Cuántas madres formáis el equipo?

R: Hemos pasado ya muchas madres por esta escuela, algunas nos mantenemos, otras, a pesar de estar encantadas, sus responsabilidades familiares y laborales les hacen tener que acabar abandonando, pero siempre cada año hay alguna nueva que se anima a probar.

Fotografía: Club Baloncesto Ribadeo

P: ¿Qué rango de edades abarca vuestro proyecto?

R: Pues las que actualmente estamos tenemos edades comprendidas entre 35-50 años aproximadamente, pero el proyecto está abierto a cualquier edad desde que acaban las categorías de base a los 18 años.

P: ¿En qué aspectos crees que os beneficia este equipo a ti y a todas tus compañeras? ¿Qué es lo que más os gusta y lo que os lleva a seguir aquí después de 5 años?

R: Realizar cualquier actividad física o deporte siempre es beneficioso a nivel físico y psicológico, y si a esto le sumas el componente social de los deportes de equipo, y que es una actividad que practican tus hijos, se acaba convirtiendo en un proyecto atractivo donde sus participantes se sienten parte de un grupo donde se divierten de forma saludable.

Por ponerte un ejemplo concreto, tenemos una madre que siempre comenta que para ella no hay mejor psicólogo que sus 2 horas en entrenamiento a la semana en las que se evade de sus problemas cotidianos.

P: ¿Cómo ves la evolución de este proyecto en las próximas temporadas?

R: Nos gustaría que este proyecto siguiera siendo una constante en nuestro club y si la FEGABA (Federación Gallega de Baloncesto) pusiera en marcha una Liga de Madres, seguro que nos animaríamos a participar.

P: ¿Se ha planteado la “escuela de padres”?

R: Sí, iniciamos un año una Escuela de Padres, pero el tipo de perfil de participantes eran casi siempre ex-jugadores lo que asustaba a unirse a nuevos padres, al final acabó derivando en una pachanga de “viejas glorias” y terminó desapareciendo.

P: ¿Y en casa, qué te dicen?

R: En mi casa nos apoyamos unos a otros para cualquier iniciativa deportiva, el deporte es una constante en nuestro día a día, y un estilo de vida y de ocupar el tiempo libre que queremos inculcar a nuestros hijos, así que, como decía aquel anuncio: “ si tú lees, ellos leen”.

Fotografía: Club Baloncesto Ribadeo

P: Por desgracia en los terrenos de juego y pabellones se ven muy a menudo comportamientos y actitudes bastante feas por parte de los adultos que acompañan a los niños a sus partidos. ¿Crees que mediante la práctica deportiva los padres pueden entender mejor las situaciones que viven sus hijos en la pista cada fin de semana?

R: Pues claramente sí, desde la propia práctica es la mejor manera de empatizar y entender las situaciones que nuestros hijos viven en la pista, debemos de acompañarlos y animarlos pero siempre desde el respeto a todos los protagonistas del partido: compañer@s, rivales, entrenador@s, árbitros,…; comportamientos antideportivos en las gradas crean alto nivel de estrés en los niñ@s que hace que no consigan el principal objetivo del deporte en estas edades: disfrutar.

Incluso en algún entrenamiento, tanto en la Escuela de Madres, como en el algunos de los equipos de categorías de base del club hemos puesto a arbitrar a jugador@s, para que se pongan en la piel de los árbitros y vean qué difícil es a veces ver todo lo que pasa en la pista.

P: ¿Competís en alguna liga? ¿Cuál?

R: No competimos en ninguna Liga, en la FEGABA no hay Liga de Madres, a diferencia con la Federación Asturiana que sí tiene desde hace ya unos años. No sé en un futuro…Hemos jugado varios partidos amistosos contra Escuela de Mamás de Mieres, las que nos han inspirado y de las que hemos copiado este proyecto. Más allá del resultado en los partidos, con ellas pasamos momentos muy enriquecedores y divertidos tanto en la cancha como en las juntanzas post-partido que hacemos para reponer fuerzas e intercambiar vivencias, opiniones y anécdotas de este deporte que nos encanta.

P: ¿Cuántos días entrenáis a la semana?

R: Entrenamos 2 días a la semana, concretamente  martes y jueves de 20:30 a 21:30.

P: ¿Conocéis otros casos de iniciativas similares a la vuestra?

R: Además del ya mencionado equipo de madres de Mieres, sabemos de la existencia de algún equipo más en Asturias, los cuales participan en la Liga de Madres de la Federación Asturiana de Baloncesto.

P: Nos parece muy interesante la escuela de madres porque se sale de lo común o de lo que estamos acostumbrados a ver. Practicar deporte y mantenerse activo es sinónimo de salud pero a muchas personas les cuesta ir a un gimnasio o salir siquiera a caminar. Ofrecer la posibilidad de practicar una modalidad deportiva de equipo como puede ser el baloncesto, que además es muy, muy divertido, puede ayudar a que mucha gente se anime y cambie su estilo de vida mientras crean vínculos con otras personas. ¿Qué opinas al respecto?

R: Pues como ya comenté anteriormente  la dimensión social de los deportes de equipo hace que en ocasiones sean más atractivos  y motivantes que los individuales, te sientes parte de un todo, que eres pieza de un grupo donde cada semana te esperan, y donde creas vínculos con los compañer@s más allá de lo deportivo. El baloncesto es un deporte muy dinámico y divertido, y si además los practican nuestros hijos… ¡no hay excusa para no animarse!

P: ¿Qué les dirías a esas madres que quizás se estén planteando unirse a vosotras? ¿Cómo las animarías a dar el paso?

R: Sobre todo les diría (y les digo) que se acerquen un día a probar, o incluso sólo a mirar. Muchas de ellas tienen la idea equivocada de que las que llevamos tiempo formando parte de esta Escuela de Madres tenemos un nivel ya alto y que es necesario ser altas o fuertes para poder participar, y no es así.  Somos un grupo muy heterogéneo que va desde madres que nunca habían tocado un balón de baloncesto en su vida, hasta alguna (como yo), que sí lleva muchos años vinculada a este deporte.

P: Para terminar nos gustaría saber si más allá de los entrenamientos y los partidos habéis hecho piña. ¿Os ha servido el baloncesto para hacer grupo y veros fuera de la pista?

R: Si, por supuesto, no va a ser todo entrenar… (risa). Además de vernos por el pabellón los fines de semana animando a los equipos del club también organizamos cenas con posterior bailoteo.

Sin duda, leer las respuestas de Ana y observar el entusiasmo que reflejan nos hace pensar sobre el modelo deportivo actual. ¿Acaso no merece la pena apoyar o fomentar iniciativas de este tipo que acerquen el deporte a todos los grupos sociales? ¿Por qué no les damos a los demás la oportunidad de acercarse a nuevas modalidades deportivas en cualquier momento de sus vidas? La reflexión os la dejamos a vosotr@s.

Como siempre,aprovechamos la ocasión para recordar que si os gusta nuestro proyecto podéis ayudarnos a seguir creciendo al compartir estos contenidos o seguirnos en redes sociales. De esta forma nosotros podremos seguir ayudando a clubes, deportistas y eventos.