El deporte en una familia numerosa: Entrevista a Mario Suárez (Esquí Náutico León)

¿Alguna vez os habéis planteado como se gestiona la faceta deportiva en una familia numerosa? ¿Y si tuviésemos a seis hermanos (con el séptimo en camino) que practiquen algún tipo de actividad deportiva? Este es el caso de Mario Suárez, Presidente del club Esquí Náutico León, a quién queremos agradecerle enormemente el esfuerzo de dedicar parte de su tiempo a responder nuestras preguntas:

Mario Suárez García (Madrid 1969) es Técnico Deportivo superior en Deportes de Invierno (modalidad esquí alpino). Su andadura universitaria comenzó en la Diplomatura de Ciencias Empresariales en la Universidad de Oviedo, es Graduado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte, Máster en Formación del Profesorado de Secundaria y Formación Profesional, Máster en Gestión Empresarial del Deporte y actualmente masterando en actividad física y salud y en entrenamiento y rendimiento deportivo. Las Universidades de Oviedo, Isabel I de Castilla, Universidad de Vigo, Universidad Pablo Olavide de Sevilla y la Universidad de León forman parte de su periplo formativo, junto con otros centros públicos y privados que le han permitido desarrollar amplios y diversos conocimientos en torno al deporte. Su experiencia profesional está vinculada al esquí alpino y esquí náutico en diferentes ámbitos: clubes, federaciones y centros de enseñanza y formación.

 

P: Hola Mario. En primer lugar, muchas gracias por prestarte a colaborar con nuestro blog dedicándonos tu tiempo. Nos gustaría empezar conociendo quién es Mario y cuál es su relación con el club Esquí Náutico León.

R: Ante todo soy un entusiasta y defensor del deporte, tanto en su expresión más simple y natural (deporte naturaleza, ocio…), como en la faceta más competitiva, reglada e institucionalizada presente en la sociedad. Ambas son imprescindibles y todo lo que hay entre estos “polos deportivos” es una riqueza social y humana de incalculable valor. La sociedad sin deporte  es mucho menos social.

Mi relación con Esquí Náutico León es la de promotor inicial del club, actual responsable, Director Técnico y esquiador: digamos que  un “servidor” y gran aficionado a este singular deporte.

P: ¿Cuándo y cómo empezaste dentro de esta modalidad deportiva?

R: Comencé a esquiar a principios de los años 90, como una alternativa al esquí alpino. Para muchos asturianos y leoneses, la estación invernal San Isidro era una gran referencia en aquella época. Muy próximo a este enclave, se halla el embalse del Porma (ahora restringido a la navegación). Aquí comencé con un grupo de amigos, con unas viejas barcas de motor fuera borda  y con la ilusión de los que éramos unos aficionados autodidactas.

P: Sabemos que tu caso es muy ‘particular’ en relación a tu familia. ¿Cuántos sois en casa?

R: En casa somos 6 chavales, mi mujer y yo. Actualmente somos una familia numerosa de las denominadas de categoría especial.

P: ¿Qué edades tienen tus hijos? ¿Todos practican deporte? En caso afirmativo, ¿practican el mismo o tienen gustos diferentes?

R: Aún son muy pequeños, la mayor tiene 7 años y de ahí para abajo se llevan un año más o menos. Los cuatro mayores (de entre 7 y 4 años) ya hacen esquí alpino, cada uno a su nivel: los dos mayores participan en competiciones territoriales y las otras dos tienen un nivel adecuado para poder hacerlo en su momento (una o dos temporadas). Después de las competiciones territoriales, les llegará el momento de participar oficialmente en las  categorías de ámbito nacional, iniciándose en la de menores de 10 años. Ahí empezará el reto global de poder seguir en el circuito de carreras por la Cordillera Cantábrica, Pirineos, etc. Veremos si lo podemos sostener económicamente.

También han empezado a competir en esquí náutico los dos mayores. Precisamente, el año pasado participaron en el campeonato Gallego de Esquí Náutico, en una categoría promocional habilitada para los más jóvenes. Ambos consiguieron un primer puesto (masculino y femenino) ¡Muy contentos!

En casa también les llevamos a atletismo. Los tres mayores,  entrenan dos días a la semana dentro de un programa de escuelas deportivas del Ayuntamiento de León. Como no vivimos en la ciudad, tenemos que pagarlo, pero estamos encantados. Es un deporte sin igual, les encanta ver entrenar a los mayores.

P: ¿Qué gasto puede alcanzar el apartado deportivo en una familia de 6 hermanos?

R: Nuestro presupuesto en esquí alpino se deja notar. Piensa que la licencia federativa de corredor es de 120 euros. El forfait de la estación invernal se va a 175 con descuento por familia numerosa, cuando los niños tienen 6 años.

Cuando todos estén participando en competiciones con licencia de corredor, forfait anual y material, hablamos de unos 700 euros por chaval. En total unos 4500 anuales solo los niños sin desplazamientos a carreras, etc…  Mantener un niño o dos participando en carreras es posible, pero 6 es inviable. Además esperamos el séptimo, Dios mediante.

En esquí náutico, la cuenta se hace más por el volumen de entrenamientos. Entrenar en nuestro club, con nuestro material y barco, es más razonable: solo tendríamos que considerar mantenimiento y combustibles. Sin embargo, desplazarnos a otro club a entrenar y pagar se hace muy costoso.

En general, las familias numerosas y cuando ya son de categoría especial, tienen las puertas de la competición prácticamente cerradas, solo por la cantidad que representa desembolsar las tasas federativas. Piensa que un chaval de los nuestros tiene una licencia de 120 por alpino, 60 por náutico y 30 por atletismo. Contar ya solo con 200 euros por chaval para que pueda hacer competiciones territoriales es un gran desembolso.

Desde mi punto de vista, las licencias para colectivos como el nuestro,  deberían contemplar precios y ventajas públicas como las tasas de universidad, entradas a museos, etc., simplemente gratuitas. Esto se puede cuantificar muy fácilmente en los presupuestos de las federaciones y que el Estado a través de las subvenciones CSD lo compensara a las federaciones. De esto podríamos hablar otro día mejor…

P: En lo deportivo, ¿qué valores y enseñanzas intentas transmitirles a tus hijos?

R: Esfuerzo, lucha y superación en cada instante. Es la base del deporte y la clave de la vida.

P: ¿Alguna anécdota o acontecimiento peculiar en lo deportivo dentro de tu familia?

R: En nuestro club hacemos deporte inclusivo y proveemos de formación a personas con lesiones medulares que precisan esquiar en silla adaptada. Un día muy especial fue cuando esquiamos juntos por la tarde, Pedro (un usuario en silla) y mi hija la mayor cuando solo tenía 2 años y medio en una plataforma adaptada. ¡Una experiencia difícil de repetir!

 

Hasta aquí nuestra entrevista con Mario, a quien intentaremos entrevistar nuevamente en un futuro pues todavía tenemos muchas cosas que aprender y saber de él.