Aprendiendo sobre esgrima con Adrián Yáñez

Para el post de hoy hemos querido entrevistar a uno de nuestros deportistas, Adrián Yáñez, tirador del Club de Esgrima El Duque y uno de los mejores competidores nacionales en la modalidad de espada. En comparación con otros deportes la esgrima es bastante desconocida para gran parte de nuestra sociedad, por lo que intentaremos que a través de las respuestas de Adrián podáis llegar a conocer un poco mejor este mundo y a sus protagonistas: los tiradores.
¿Os habéis preguntado alguna vez con qué edad pueden los más pequeños empezar a practicar esgrima? ¿Sabéis cuánto puede costar el material necesario? ¿Os habían contado que la esgrima es el único deporte olímpico de origen español? Las respuestas a estas preguntas y muchas más las encontraréis a continuación en palabras del propio Adrián, a quién queremos agradecerle su tiempo, su cercanía y su colaboración con win&win:
¡Hola Adrián! Antes de empezar con las preguntas me gustaría que te presentases. R: Soy Adrián Yáñez, tirador del club de Esgrima El Duque. La temporada pasada fui Tercero de España sub23, número 17 de Europa en Viena y Subcampeón de Castilla y León senior. Esos son los resultados más importantes. También he sido bronce en el Campeonato de España Júnior hace tres años, plata en un Torneo Nacional ranking junior y bronce en Torneo Nacional ranking senior en Cabrils hace dos años. P: ¿Podrías explicarnos, a modo de resumen, como se compite en esgrima? ¿Cuántos asaltos hay? ¿Cuánto duran? ¿Cuál es el objetivo? R: En las competiciones de esgrima hay dos fases: una primera que se llama poule y luego están las eliminatorias directas. La poule es como una fase de grupos en la que se agrupan 6 o 7 tiradores y se tira todos contra todos en asaltos a 5 tocados, que duran 3 minutos como mucho. Después, de los resultados de las poules se saca una clasificación de todos los tiradores en la que se elimina a un 20%. El resto compiten hasta que solo quede el mejor. Esas eliminatorias son a 15 tocados y duran 3 tiempos de 3 minutos, con 1 minuto de descanso entre cada tiempo. El objetivo siempre es meter el mayor número de tocados sin que te toquen, hasta llegar a 15 en las directas. En las poules sobre todo hay que ser muy consciente de que la diferencia de tocados va a ser crucial para la posición que ocupes de cara a las eliminatorias. P: ¿Cuántos tipos de armas utilizáis y qué diferencias hay entre ellas? R: Hay tres tipos de arma en esgrima: espada, florete y sable. Yo soy espadista. La diferencia está en que florete y sable son armas de convección, es decir, tienen prioridad unas acciones sobre otras y no hay tocado doble. En espada sí hay tocado doble: si tocan los dos tiradores a la vez hay un punto para cada uno. Además, en espada vale tocar en todo el cuerpo desde el pie hasta la careta: las manos, el pecho… todo. En florete solo vale el torso, mientras que en sable vale de cintura para arriba.

Fotografía: Adrián Yáñez en una competición

P: La esgrima es uno de los deportes más antiguos que existen. ¿Cuál es su historia y su relación con España? R: Su historia está muy ligada a España. De esgrima, el I33 es el primer tratado que se ha encontrado. Se halló en la Torre de Londres . Sin embargo, mencionándolo como esgrima y haciéndolo de una forma científica, se comenzó en España con la Verdadera Destreza. Fue obra de Pacheco y Carraza, dos maestros españoles que convirtieron la esgrima en una especie de matemáticas e hicieron uno de los primeros tratados de esgrima como tal. De hecho, la esgrima es el único deporte olímpico de origen español. P: ¿Cuándo empezaste a practicar esgrima y por qué? R: Empecé a practicar esgrima con 13 años, bastante tarde, porque hicieron una promoción en mi colegio y a raíz de ahí ya me enganché. Me gustó y empecé a competir. P: ¿A qué edad suelen empezar los más pequeños a practicar esgrima? ¿Suele haber prejuicios por parte de los padres a la hora de acercar a sus hijos a este deporte? R: La edad a la que suelen empezar los más pequeños a practicar esgrima son los 4 años. De 4 a 6 años hay una mini categoría que se llama “chupetines”, van con espadas de plástico que también encienden la luz, porque las otras pesan mucho para ellos. Pero si, con 4 años ya se empieza. Por parte de los padres los prejuicios más comunes que hay están relacionados con que piensan que es un deporte muy elitista o que es súper caro, pero no es así para nada. Es un deporte totalmente asequible. De hecho, en mi club la cuota de adultos es de 30 euros al mes y no tienen que llevar nada porque el material lo proporciona el club durante los primeros meses, o sea, no es nada exigente. Luego, cuando empiezas a competir, hay que viajar. Ahí sí que suele haber algún problema por parte de los padres también. P: ¿Has practicado algún otro deporte además de esgrima? R: Antes de esgrima no he practicado otros deportes a nivel de competición pero sí que he sido aficionado. Me gusta bastante el bádminton, el tenis, he hecho algo de crossfit… Pero no fui deportista como tal hasta que empecé con esgrima. P: ¿Cuáles son tus objetivos para las próximas temporadas? R: A nivel de club hemos sacado un nuevo equipo senior en el que está Diego Balmori, que es otro deportista de élite que ha conseguido hace poco bronce en el torneo nacional de ranking junior (es junior todavía) y otros dos componentes que son Nacho Villares y Alex Mircea. Como el club es nuevo, a nivel nacional estamos en cuarta división, entonces el objetivo es subir el equipo a las primeras divisiones. A nivel individual hay que tratar de mantenerse en la élite nacional e intentar ascender a nivel internacional.

Fotografía: Adrián Yáñez

P: ¿Cuántas horas entrenas a la semana? ¿Cómo es tu rutina día a día? R: Depende bastante. Cuando hay competición bajo un poco el ritmo de entrenamientos para recuperar, pero de media entreno al día unas tres horas y media o cuatro. Mi rutina diaria es: me levanto a las 07:00 de la mañana para estudiar, como a las 12:00, entreno de 14:00 a 17:30 o de 13:30 a 17.30, depende del día, y luego vuelvo a casa para seguir estudiando. Ese es mi día a día. P: ¿Qué cualidades físicas son las más importantes para un buen tirador? R: Pues a ver… es un deporte en el que la envergadura sí que suele ser un matiz importante, pero al tener muchísimos componentes tácticos en cuanto a la clase de armas, la acción que elijas hacer, la zona de la pista, los ritmos que lleves… no requiere de unas cualidades físicas tan específicas como en otros deportes como puede ser el baloncesto. La verdad  es que la envergadura es lo único a destacar. Lo que más trabajamos es la explosividad, muchísimo. Luego trabajo de piernas y de coordinación, que también es importante en esgrima al ser un deporte asimétrico en el que no funcionan igual el lado derecho y el lado izquierdo del cuerpo. La coordinación es fundamental. P: ¿Qué peso tiene la alimentación en tu día a día? R: La alimentación en el día a día tiene bastante peso. Si comes mucho y te pasas de peso vas a notar en la pista que estás más lento, que te cansas más durante los asaltos y que no rindes igual. Yo cuido mucho la alimentación: antes de competir meter hidratos, en diferentes épocas más proteína… depende de la fase en la que me encuentre. P: ¿Cuáles son las lesiones más comunes en tu deporte? ¿Cuál ha sido la peor lesión que has tenido que sufrir y cómo fue la recuperación? R: Las lesiones más comunes en mi deporte son las de rodilla porque tienen mucho castigo, estamos todo el tiempo en sentadilla y son movimientos muy bruscos y rápidos hacia delante y hacia atrás. También hay lesiones en los tendones del codo. De muñeca hay poco. La verdad es que es un deporte muy seguro. A pesar de ser un deporte de contacto y de ser el único que no se categoriza por pesos, porque al haber un arma se piensa que eso se regula, es el segundo deporte olímpico con menos lesiones. O sea, es muy, muy seguro. Además llevamos trajes protectores, los golpes nunca hacen herida. Hay algunas personas que piensan que te da un calambre cuando te tocan, pero tampoco es cierto. Es un deporte de contacto pero no hay lesiones recurrentes. Mi peor lesión… es que francamente yo me he lesionado muy poco. Tuve una fascitis plantar que me duró dos semanas. Fueron dos semanas de parón que además coincidieron en verano al acabar la pretemporada, o sea que lo tomé también como una fase de recuperación y no hubo mayor complicación. No he tenido grandes lesiones, toco madera. P: ¿Cuáles crees que son los valores más importantes que has aprendido a través de este deporte? R: La esgrima es un deporte muy muy disciplinado. Es un deporte en el que el árbitro tiene gran importancia en los asaltos porque toma muchas decisiones que son bastante relevantes para el resultado final. Tienes que saber lidiar con ello. Además, es un deporte en el que el respeto es algo obligatorio. Antes de comenzar los asaltos estás obligado a saludar al rival, al árbitro y al público. Después de que acabe el asalto hay que darle la mano al oponente y al árbitro, haya ido como haya ido. Está totalmente prohibido palabras malsonantes, golpes agresivos o tratar mal el material. Te expulsan de la competición directamente. Es un deporte en el que la disciplina y el respeto son fundamentales en el día a día. Cuando entras en una sala de esgrima el respeto se palpa siempre, hacia la figura del entrenador, hacia el material y hacia todo. P: ¿Antes de una competición tienes algún ritual o manía? R: Bueno, si… (risa) Sí que hay. La saca la preparo siempre en el mismo orden. Luego el calentamiento también lo realizo siempre igual, los mismos ejercicios. Forma parte de la activación de la cabeza para entrar en competición. Yo no soy muy supersticioso pero sí que tengo algunos amuletos en mi saca, algunas cositas del estilo.

Fotografía: Adrián Yáñez

P: ¿Cuánto puede costar todo el equipo necesario para entrenar y practicar esgrima? R: Esto es muy diferente, porque para entrenar no es necesario material muy bueno. Vale casi con cualquier material. Para entrenar a alto nivel al final necesitas, por lo menos, espadas buenas, porque las espadas malas parten. Las buenas también parten pero tardan más. Para competir a nivel internacional te exigen material que tenga calidad FIE (sello de validación del material para poder usarlo en pruebas FIE), que esté muy preparado para poder competir sin que haya ningún tipo de accidente, que tenga la resistencia adecuada… todo ese tipo de cosas. Este material sí que es bastante caro, sobre todo en grandes marcas como Allstar o Negrini. Ahora ha salido una marca nacional que es Tecrima, que funciona a nivel internacional. Tienen material FIE y en el equipo español la usamos Ángel Fabregat, Migallon, Ibáñez, Cristóbal Rodríguez y yo. La usa también, por ejemplo, el equipo nacional egipcio. En resumen, una espada de alta competición no baja de 200 euros y un traje, careta y demás… Al final toda la equipación va a costar en torno a 900 euros. Además es obligatorio llevar mínimo 2 espadas a competición. Nadie va sin tres espadas porque si se te parte una y en otra te falla la punta ya no tienes espada. P: ¿Contáis con apoyos para poder competir fuera de España? R: No, no cuento con ningún tipo de apoyo. No hay ningún tipo de ayuda a nivel de Federación para competir en el extranjero en copas del mundo. Yo voy a representar a mi país y me lo estoy pagando yo. P: El número de licencias de Esgrima en España el año 2017 fue de 6.162. ¿Cómo ves esta modalidad deportiva actualmente en nuestro país en relación a otros territorios? R: En relación a otros territorios hay muy pocas licencias. Yo voy a otros países a entrenar o a competir y la esgrima forma parte de la educación física en muchos colegios, tienen muchísima más tradición. En Hungría, en Rumanía, en Italia y en Francia la esgrima tiene muchísima tradición y hay mucha gente que practica este deporte. Yo estuve en una competición nacional en Francia en la que había casi 600 participantes. Esto es más grande que la mayoría de copas del mundo, es enorme. Aquí ahora ha habido un boom sobre todo en espada y hay competiciones de más de 200 tiradores, pero aun así no llega al nivel de tiradores del extranjero. P: Para ir terminando, ¿dónde te ves cuando termine tu carrera como deportista profesional? ¿Te gustaría seguir ligado a esta modalidad? R: Me gustaría seguir ligado, por supuesto. Soy entrenador también, formo parte de la plantilla del Club de Esgrima El Duque de Medina del Campo y me encanta dar clase, los niños que tengo son una maravilla. Sí que me gustaría seguir formando parte de esta familia y continuar dando clases de esa otra forma, que al final es como continuar un legado. Estoy estudiando psicología porque la verdad es que la esgrima no es un deporte que te permita vivir de él. Tienes que buscarte la vida por otros medios. Puedes dedicarte a él pero no te asegura ninguna calidad de vida ni te aseguras el futuro. Entonces, yo estudio psicología y además soy entrenador. Esa es la manera en la que me gustaría seguir ligado al deporte. Muchas gracias por la entrevista. Gracias a mis patrocinadores Tecrima, NEPS, Kilarny y Bar el Pilar.
Como siempre,aprovechamos la ocasión para recordar que si os gusta nuestro proyecto podéis ayudarnos a seguir creciendo al compartir estos contenidos o seguirnos en redes sociales. De esta forma nosotros podremos seguir ayudando a clubes, deportistas y eventos.